Niño de seis años murió al quedarse atrapado en incendio

0
255

La vida del pequeño Thiago se apagó a sus cortos seis años de edad. Dormía a la una de la madrugada del lunes en su vivienda del asentamiento humano Cruz de Motupe, en San Juan de Lurigancho, cuando una vela prendida desató un incendio y no pudo escapar a tiempo.

SU CASA NO CONTABA CON LUZ NI AGUA Y VIVÍA EN ESTADO DE ABANDONO JUNTO CON SUS HERMANAS DEBIDO A QUE SU MADRE PARABA TRABAJANDO

En su casa, la cual estaba llena de material de reciclaje por ser usada como un depósito, también se encontraban sus hermanitas, quienes sobrevivieron de milagro. Los cuatro se encontraban solos cuando se desató el incendio y también estaban encerrados, lo cual dificultó su salida.

Leer también [Desaparece adolescente de 13 años en San Juan de Miraflores]

Vecinos de la manzana F, lote 2, intentaron ayudar a los menores de edad con mangueras. Otros cogieron baldes para lanzar agua desde los techos de los hogares continuos, pero no fue suficiente. Luego de varios minutos llegaron los bomberos para colaborar sofocar el siniestro,

Los hombres de rojo tardaron varias horas en controlar las lenguas de fuego por los objetos inflamables que se encontraban en el lugar de la tragedia y reavivaban las llamas. Tras lograr su objetivo hallaron el inerte cuerpo del niño en una de las habitaciones de su vivienda.

En horas de la mañana se presentaron agentes policiales para esperar al fiscal de turno y proceder con el levantamiento del cadáver. La madre, Magaly Clemente, y la abuela de Thiago también acudieron para enterarse de lo sucedido y protagonizar dolorosas escenas de dolor por la pérdida.

Acusan a la madre por abandono

Los residentes de la zona acusaron a la madre del fallecido por abandono de hogar. Indicaron que no contaban con agua ni luz y que la mamá no paraba en su casa porque trabaja en un mercado. Los mismos vecinos los apoyaban cuidándolos para que no estén desprotegidos.

Ellos no tienen luz, estaban con la vela. La señora siempre amontona basura y toda la vida le digo que no tenga”, arremetió Sabina Choque. Por su parte, Olga Quispe confirmó los cuatro menores dormían cuando se desató el siniestro.

Finalmente, otros residentes pidieron el apoyo del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables para que brinde sustento psicológico a la familia que vive en extrema pobreza. También solicitan que retiren el material reciclable.