Ponen candado a local donde el “depredador” armó tonazo

0
202
Ponen candado a local donde el “depredador” armó tonazo
Ponen candado a local donde el “depredador” armó tonazo

Tras la polémica fiesta organizada por Paolo Guerrero para celebrar sus 38 años, la oficina de Fiscalización de la Municipalidad de Lurín clausuró la hacienda en la que se llevó a cabo este evento, luego que no se cumpliera con el protocolo que estableció el Ministerio de Salud (Minsa) ante el aumento de número de contagios con la variante ómicron en el Perú.

PAOLO GUERRERO LLENO LOCAL CON UNOS 100 INVITADOS Y ORQUESTAS EN MEDIO DE LAS RESTRICCIONES POR COVID-19

“Se ha constatado que se ha vulnerado las medidas del gobierno central mediante el decreto supremo 186 donde se ha consignado un toque de queda. Nos hemos apersonado a este lugar y procederemos para ejercer la medida que es la clausura por haber vulnerado estas normas. No se han apersonado y no nos han abierto el establecimiento; sin embargo, vamos a notificarlos para darles cuenta de lo acontecido. La multa administrativa son 2 UIT”, dijo un representante de la Municipalidad de Lurín.

 

¿Quieres asistieron a la fiesta del ‘Depredador’?

Fiesta de Paolo GuerreroTal y como ha sido de público conocimiento, el festejo por el cumpleaños de Paolo Guerrero contó con la participación de Daniela Darcourt, el cantante cubano Maykel Blanco y otros invitados entre ellos jugadores de la selección peruana con el riesgo de quedar fuera de la fecha doble y reinicio de las Eliminatorias Qatar 2022.

Leer también [MINSA confirmó una tercera ola de la COVID-19 en el Perú]

Entre ellos estuvieron, Jefferson Farfán ‘La Foquita’, Yoshimar Yotún y su esposa Alessandra Cordero, Edison Flores y la madre de su hijo, Ana Siucho.

Según se pudo conocer, los invitados al evento social debían presentar una prueba de ‘hisopado de antígenos’ y su certificado de haber recibido las dos primeras dosis de vacuna ante COVID-19. Pero, estas medidas no garantizan que no exista un riesgo de contagio debido a que se reportó la participación de al menos 100 asistentes al local situado en Lurín.

La población ha criticado duramente este hecho, pues consideran que todos deben cumplir con las medidas designadas por el Gobierno Central. En las imágenes difundidas ningún invitado portaba mascarilla y el distanciamiento social era nulo.