Buscan respuestas por extraña muerte de 21 jóvenes en club nocturno

0
93
Buscan respuestas por extraña muerte de 21 jóvenes en club nocturno
Buscan respuestas por extraña muerte de 21 jóvenes en club nocturno

Lamentable. Veintiún adolescentes fueron encontrados muertos la mañana del domingo en un club nocturno sudafricano en East London, una ciudad en el sur del país. Tras ello, las autoridades locales iniciaron una investigación sobre las muertes repentinas, que se cree que ocurrieron en una celebración de fin de exámenes.

ENTRE LAS HIPÓTESIS DE LO OCURRIDO EN SUDÁFRICA  ESTÁ LA INTOXICACIÓN POR UNA FUGA DE GAS, LA ASFIXIA O EL ENVENENAMIENTO

Las víctimas, que tenían entre 13 y 17 años, fueron encontradas por la policía alrededor de las 4 a.m. en la taberna Enyobeni de la ciudad. Los cuerpos, algunos tendidos sobre mesas en la taberna, no tenían heridas visibles.

Leer también [América Latina: Diferencia entre la izquierda de hoy y la “marea rosa]

Los informes iniciales sugirieron que las víctimas habían muerto como resultado de un aplastamiento cuando los asistentes a la fiesta intentaron entrar a la fuerza en el lugar repleto. Pero esa teoría ha sido descartada desde entonces por las autoridades después de que examinaron los cuerpos en busca de lesiones y no encontraron ninguna.

La policía no ha descartado que los adolescentes hayan sido envenenados. “Los investigadores forenses tomarán muestras y realizarán pruebas para ver si hubo algún tipo de envenenamiento”, dijo a la AFP Unathi Binqose, un funcionario del gobierno de seguridad local.

En un tuit del domingo, el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, ofreció sus “profundas condolencias” a las familias de las víctimas. “Mi más sentido pésame para las familias de los 22 adolescentes que perdieron la vida en una taberna en Scenery Park, East London, en las primeras horas de esta mañana”, escribió Ramaphosa.

“Esta tragedia se vuelve aún más grave por su ocurrencia durante el Mes de la Juventud, un momento durante el cual celebramos a los jóvenes, defendemos y promovemos oportunidades para mejorar las condiciones socioeconómicas de la juventud de nuestra nación”, agregó.

Con el transcurso de los días sólo ha aumentado el misterio, pues las familias de las víctimas no han recibido una respuesta clara sobre lo que pasó la noche del domingo en el club nocturno. De acuerdo con los menos internacionales, entre las preguntas que todavía no tienen respuesta están no sólo saber cómo murieron los jóvenes, sino por qué se les permitió el ingreso a tantos menores de edad al lugar.

En busca de las explicaciones han surgido varias teorías sobre cómo sucedieron las muertes de los 21 adolescentes. El doctor Solomon Zondi, el experto en patología del gobierno responsable de realizar las autopsias, cree que la causa más probable de las muertes es una explosión de gas que provocó la asfixia química.

El doctor Zondi también vio imágenes de seguridad de esa noche que parecen mostrar a personas que dicen que estaban luchando por respirar. “Los niños murieron por envenenamiento”, dijo Zondi a los medios locales . “La pregunta es si fue inhalado o ingerido”.

Las autoridades también están investigando si el uso de un generador de gasolina interior pudo haber causado la liberación de monóxido de carbono en el recinto repleto. Los testigos afirman que se había ido la luz esa noche, pero no está claro si el generador se encendió alguna vez.

Un testigo dice que escuchó a la gente gritar: “no puedo respirar”, mientras los asistentes se apresuraban a salir del club. “La gente se caía a mi alrededor”, dijo Kamvelihle Matafeni, de 18 años, al Washington Post. “Estaban muriendo frente a mis ojos”.

Leer también [Las conclusiones que deja la cumbre de la OTAN]

El propietario del lugar, Siyakhangela Ndevu, se disculpó con las familias y prometió cooperar plenamente con la investigación oficial. Se les ha dicho a las familias que podrían pasar algunas semanas antes de que se anuncie una causa oficial de muerte mientras las autoridades trabajan para desentrañar los hechos.

“Puedo asegurarles a todos los sudafricanos que todos se están tomando esto muy en serio”, dijo el doctor Zondi. “Esta es una investigación metódica de un desastre. Queremos saber todo lo que pasó”.