Corea del Norte aplicará pena de muerte por series extranjeras

0
1300
Kim Jong-un
Kim Jong-un

El presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un, sigue extremando las medidas en su dictatura que ya lleva 10 años. Una nueva ley contra el “pensamiento reaccionario” castigará hasta con pena de muerte a las personas que son sorprendidas con una gran cantidad de medios de comunicación extranjeros.

LAS PERSONAS NO PUEDEN ACCEDER A NOVELAS SURCOREANAS, DE ESTADOS UNIDOS O JAPÓN, PUES TAMBIÉN LOS SANCIONARÁN CON 15 AÑOS EN CAMPOS DE PRISIONES

De esta manera, las autoridades evitarán que su población sea influenciada por culturas externas, principalmente las de Corea del Sur, Estados Unidos y Japón. Además, quienes vean series de estos u otros países serán enviados a campos de prisioneros por 15 años para que reflexionen sobre sus actos.

Vienen eliminando toda influencia de otras naciones, pues las consideran como “comportamiento desagradable, individualista y antisocialista”. No permiten el uso de otro idioma,peinados “raros” o ropa distinta. Incluso, tres adolescentes fueron llevadas a un campamento de reeducación por cortarse el cabello.

Leer también [Muere enfermera de 34 años por covid que ya había recibido las dos dosis de la vacuna AztraZeneca]

Las series llegan por contrabando

Además de estar prohibido ver series extranjeras, los ciudadanos no cuentan con internet o redes sociales para observar al resto del mundo. Sin embargo, se las ingenian para acceder a estos contenidos ilegales y lo hacen con el contrabando, trayendo memorias USB a través de la frontera con China.

Estos equipos tecnológicos se convirtieron en un objeto común en su vida cotidiana porque ahí almacenan clandestinamente las películas, fotos, música y sus programas favoritos. Son pequeños, fáciles de ocultar y están protegidas con contraseñas para cubrir el contenido si alguien más lo descubre.

También hay muchos casos en los que el USB está configurado para que solo se pueda ver una vez en una computadora determinada, por lo que no se puede conectar a otro dispositivo o dárselo a otra persona”, detalla Choi Jong-hoon, un desertor del Estado que el año pasado logró escapar del territorio.

No disponen con muchos canales y los que tienen son controlados por el mandatario y su equipo, pero se las ingeniaron. Según su testimonio, con sus vecinos tomaron prestado una batería de auto para conectarlo a un generador eléctrico y alimentar un televisor con el objetivo de ver una novela surcoreana.

Kim Geum-hyok, otro opositor, cuenta que, en 2009, cuando tenía 16 años, lo capturaron por mandarle unos DVD’s a su amigo con música pop de la zona sur. Su padre trajo el material de manera ilegal y no pudo delatarlo para protegerlo. Estuvo como prisionero por varios días recibiendo agresiones.

Pasan hambre por cierre del comercio

Al tener limitado el comercio con China, su vecino, no ingresan todo tipos de productos, incluso la comida. Analistas indican muchas personas en Corea del Norte, cuya población es de al menos 25.6 millones de habitantes, están pasando hambre y muchos problemas debido a una mala alimentación.

Esta situación está tratando de ser revertida por el mandatario Kim Jong-un con una propaganda elaborada por el Gobierno, pero no es suficiente. Los suministros llegan al país, pero las importaciones son muy limitadas y no son suficientes para cubrir a la población, especialmente a los ancianos y niños.

Psicológicamente, cuando tienes la barriga llena y ves una película surcoreana, puede que sea por placer, pero cuando no hay comida y vivir es una lucha, la gente se enoja“, precisa Choi, quien tuvo que dejar a su familia en el norte y ahora tiene una vida completamente distinta en Corea del Sur.

Hasta el mismo presidente admitió que su pueblo enfrentaba a “la peor situación que tenemos que superar”, tanto económico como por la pandemia. Los casos positivos por COVID-19, fallecidos y estrados por el virus son una incógnita al tratarse de una nación cerrada en cuanto a la información.

Cabe recordar que Jong-un estuvo ausente públicamente por 20 días en abril de 2020. Los rumores apuntaban a que estuvo delicado de salud por problemas cardiovasculares, pero los desmintieron. Para el primero de mayo reapareció en la apertura de una fábrica dejando atrás las especulaciones. (BBC Mundo).