EE.UU: demócratas y republicanos se acusan por muerte de 50 migrantes

0
98
EE.UU: demócratas y republicanos se acusan por muerte de 50 migrantes
EE.UU: demócratas y republicanos se acusan por muerte de 50 migrantes

La muerte de más de 50 personas en pasado lunes dentro de un camión abandonado cerca de San Antonio (Texas), en el suroeste de Estados Unidos, resalta la desesperación de muchos inmigrantes dispuestos a poner sus vidas en manos de traficantes para hacer el peligroso cruce de la frontera.

¿QUIÉN ES RESPONSABLE DE LA MUERTE DE ESTAS PERSONAS DENTRO DE UN CAMIÓN EN TEXAS?

La tragedia también ha servido, sin embargo, para que demócratas y republicanos en EE.UU. airearan de nuevo sus diferencias en torno a la crisis migratoria que vive el país, acusándose mutuamente de ser los responsables de lo sucedido.

 

Mala sangre partidista

Este enfrentamiento político no sorprende dado el ambiente polarizado que se vive en Texas en este momento. Abbott se encuentra en medio de una campaña de reelección en la que ha colocado como temas centrales las políticas migratorias de mano dura y una serie de asuntos culturales y sociales candentes.

Abbott acusa al gobierno de Biden de relajar las políticas migratorias de su antecesor Donald Trump y lo hace responsable de la reciente ola de migrantes indocumentados en la frontera.

Por su parte, el candidato demócrata a gobernador, Beto O’Rourke, asegura que el redoblado patrullaje en la frontera autorizado por Abbott es en parte responsable de las redes de tráfico humano que ponen en peligro a los migrantes que no encuentran vías legales para entrar en EE.UU.

Las muertes en San Antonio ocurren apenas un mes después de la matanza en una escuela en la vecina ciudad de Uvalde, Texas, que generó otra serie de acusaciones y recriminaciones entre ambos rivales a la gobernación.

 

Pelea entre congresistas

Los señalamientos entre demócratas y republicanos se extendieron al ámbito legislativo.

Dos representantes en el Congreso de EE.UU. de diferentes distritos en San Antonio, el demócrata Joaquin Castro y el republicano Tony Gonzales, tuvieron su enfrentamiento.

Castro culpó de la tragedia a las políticas migratorias del gobierno de Trump que su sucesor Biden no ha podido derogar.

Instó a eliminar el Título 42, una orden impuesta por Trump relacionada con la pandemia que permite la expulsión masiva de solicitantes de asilo, advirtiendo que “ha creado más negocio, negocio repetido, para traficantes de personas” y ha “puesto a gente desesperada y oprimidaen grave riesgo de muerte”.

Gonzales tomó una estrategia diferente, denunciando repetidamente “la agenda de fronteras abiertas” del gobierno de Biden.

El congresista republicano pidió que se contrataran más agentes fronterizos y que se pusiera fin a la práctica de “agarrar y soltar” a los migrantes que están esperando juicios.

En un mensaje de Twitter, pidió la renuncia del secretario de Seguridad Interior, Alejandro Mayorkas, cuyo ministerio es el encargado del cumplimiento de las leyes migratorias.

Y los mismos agentes fronterizos no se han guardado sus opiniones.

Las políticas de Biden, “el mayor factor del caos”

El Consejo Nacional de Patrulla Fronteriza (NBPC, por sus siglas en inglés) también responsabilizó a las políticas migratorias del gobierno de Biden de las muertes en Texas.

El NBPC es un sindicato que representa a unos 18.000 agentes de la patrulla fronteriza.

Leer también [Johnson insta a invertir en nuevo concepto estratégico de OTAN]

La Corte Suprema otra vez

Durante su gobierno, el entonces presidente Barack Obama intentó infructuosamente que ambas cámaras del Congreso, entonces dominadas por el Partido Republicano, votaran a favor de una reforma migratoria. El camino quedó abierto para que el presidente Donald Trump impulsara su visión de un gran e impenetrable muro, la virtual militarización de la frontera y la imposición de leyes draconianas.

Está el Título 42, que permite la expulsión masiva de solicitantes de asilo por razón de la pandemia, y la polémica medida conocida como “quedarse en México”, que fuerza a los solicitantes de asilo a permanecer en México mientras sus casos se escuchan en EE.UU., un proceso que puede tomar años.

La primera ley está a punto de caducar y la segunda fue derogada por Biden, arguyendo que no es una medida efectiva para lidiar con las oleadas de migrantes en la frontera. Pero el año pasado, un juez federal de Texas dictaminó que esa acción violaba la ley migratoria y ordenó al gobierno a reinstaurar la medida.

Ahora, después de emitir su fallo sísmico sobre el aborto la semana pasada, se espera que la Corte Suprema de Estados Unidos tome otra importante decisión sobre inmigración en los próximos tres días. En su última semana de su período de sesiones 2021/22, el tribunal deberá fallar sobre si el gobierno de Biden tiene la autoridad de derogar las políticas migratorias de su antecesor.

 

Quiénes son los tres detenidos por la muerte de los migrantes en Texas

Tres hombres fueron acusados en relación con la muerte de los 51 inmigrantes en el semirremolque en San Antonio, según las denuncias penales presentadas en el Tribunal de Distrito de EE.UU. para el Distrito Oeste de Texas. Las autoridades detuvieron a Homero Zamorano, de 45 años, quien habría abandonado el camión en una zona desierta.

“Estaba muy drogado con metanfetamina cuando fue detenido en las inmediaciones. Tuvo que ser trasladado a un hospital”, dijo un responsable de las fuerzas de seguridad.

Juan Claudio D’Luna-Méndez y Juan Francisco D’Luna-Bilbao han sido acusados de “posesión de un arma por parte de un extranjero que se encuentra ilegalmente en Estados Unidos”, según las denuncias penales que se presentaron el lunes, el mismo día en que se encontró a los migrantes. Las autoridades pudieron localizar a los hombres.

“Los oficiales investigaron la placa de registro de Texas en el semicamión y encontraron una residencia en San Antonio como la dirección registrada del camión con los registros de vehículos de motor de Texas”, afirma la declaración jurada.

El Departamento de Policía de San Antonio estableció vigilancia en la residencia “y observó que un Ford F-250 salía de la residencia con un solo hombre hispano conduciendo”. El hombre fue identificado como D’Luna-Bilbao, que llevaba un arma de fuego en la consola, según la declaración jurada.

En la misma casa, las autoridades vieron otra camioneta cuyo conductor -un hombre más joven- fue identificado como D’Luna-Méndez. Ambos hombres son de nacionalidad mexicana y residen ilegalmente en Estados Unidos,