EEUU ofrece USD 5 millones por el hermano de “El Chapo”

0
217
Chapo Guzmán
Chapo Guzmán

Una semana después de que el Ejército, la Guardia Nacional (GN) y la Fiscalía General de la República (FGR) realizarán en Culiacán el decomiso de fentanilo puro más grande de la historia (118 kilos de pasta base, con un valor aproximado de 970 millones de pesos), el Departamento de Estado de los Estados Unidos anunció que ofrecía USD 5 millones por información relevante que llevará a la captura de Aureliano Guzmán, El Guano, hermano mayor del Chapo Guzmán.

PERO EL GOBIERNO DE MÉXICO APENAS LO RECONOCE

La fiscalía general del país vecino del norte señala a El Guano no solo como un traficante de heroína, fentanilo y cocaína. También lo acusa, junto con los hermanos Ruberto, José y Heriberto Salguiero-Nevarez, directamente de ser el responsable de al menos el 63% de las 96,000 muertes por sobredosis ocurridas en EEUU entre marzo de 2020 y el mismo mes del 2021.

Aunque su figura ha sido un tanto borrosa en el árbol genealógico de los grandes capos mexicanos, dentro del también llamado Cártel del Pacífico ha sido considerado desde hace tiempo como “el verdadero señor de la sierra”, al menos en la zona que comprende el Triángulo Dorado, donde nada se mueve sin su previa autorización. La Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) lo sitúa al frente de la organización fundada por su hermano menor y sobre él dice que le disputa el poder y los territorios a sus cuatro sobrinos: Iván Archivaldo, Jesús Alfredo Guzmán Salazar, Ovidio Guzmán y Joaquín Guzmán López, mejor conocido como Los Chapitos.

Le puede interesar [Taiwán se prepara con 16,000 fuegos artificiales para recibir el 2022]

En un libro publicado este 2021, el Fixer, su autor, el periodista Miguel Ángel Vega Obeso, colaborador del semanario Ríodoce, afirma haberlo visto en La Tuna. Vega llegó una tarde a ese poblado en compañía del director español Pablo García-Inés para filmar un documental. Pasaron a saludar a la mamá del Chapo, María Consuelo Loera Pérez, a quien vega conocía por coberturas anteriores. La señora Loera los invitó a cenar.

De pronto llegaron varias camionetas con más de 30 hombres armados y rodearon la casa “en puntos estratégicos”. Al poco tiempo entró “un hombre muy parecido al Chapo”. Hablaron de cualquier cosa, pero el Guano no parecía escucharlos. Solo observaba las reacciones de los recién llegados. En un momento dado le preguntó a García-Inés si él era agente de la DEA. El cineasta respondió que no. “Ah”, dijo el Guano. Pero minutos después volvió a insistir: “De una buena vez dígame si es uno de los agentes de la DEA que quieren cazarme… Si es agente de la DEA, es mejor que me lo diga de una vez”.

A los presentes, la sangre se les fue a los pies. El Guano había sido capaz de asesinar a su medio hermano, Ernesto Guzmán Hidalgo, por la simple sospecha de que este habría filtrado información de provocó la segunda captura del Chapo. En 2016 ordenó el asalto con calibre .50 al convoy militar que trasladaba a Julio César Ortiz Vega, el Kevin, jefe de seguridad de los Chapitos: el saldo fue de cinco militares muertos y diez heridos.

Lo que se sabe de “el otro Guzmán” es realmente poco, salvo lo que dicen los narcocorridos y las versiones que lo presentan como un hombre astuto que sabe cómo esconderse en la zona del Triángulo Dorado mexicano. Sus inicios en el negocio datan de la década de los ochenta, cuando comerciaba con mariguana.

“El Guano”, usa también el nombre de Mario Aureliano Guzmán Loera y se le conocen con otros alias más: “Ki”, “Chente”, “Mr. W” y “Wano”.

Uno de los narcocorridos que revelan más sobre la información de Aureliano Guzmán es justo el que lleva su nombre, interpretado por Los Nuevos Rebeldes, en el que señala cómo se mueve sin ningún problema en La Tuna, el poblado de Badiraguato Sinaloa de donde es originaria la familia Guzmán Loera, así como en los estados de Chihuahua y Durango, asegurando que ahora es él el que tiene el mando dentro de la organización criminal fundada por “El Chapo” e Ismael “El Mayo” Zambada García en la década de los noventa.

E insiste en que el hermano de Joaquín Guzmán Loera es el que “trae la llave” que puede descubrir los secretos del negocios. Otro narco corrido llamado “El Guano Guzmán”, de Los Alegres De Barranco, lo describe como un hombre poderoso y tranquilo al que continuamente se le ve en La Tuna.

Y señala que sus hijos “siguen mi ejemplo” y “están muy bien respaldados”. Su arma, es una escuadra con la que rara vez falla. Los Tucanes de Tijuana, en “El Guano”, lo definen como un hombre que por las buenas puede llegar a ser “muy bueno” pero por las malas suele ser “despiadado”.

“El Guano” sería tres años mayor que Joaquín, pero al igual que “El Chapo”, se inició en el mundo criminal sembrando y vendiendo mariguana. Pero no fue hasta 1994 que empezó a hacerse de cierto nombre en la industria criminal, a pesar de que siempre estuvo a la sombra de su hermano.