El dolor y la ira sacuden unas 50 ciudades de EE.UU por muerte de George Floyd

0
61
El dolor y la ira sacuden unas 50 ciudades de EE.UU por muerte de George Floyd
El dolor y la ira sacuden unas 50 ciudades de EE.UU por muerte de George Floyd

La indignación por la muerte de otro afroestadounidense a manos de la policía de EE.UU. se esparce como un polvorín de ira y dolor por todo el país.

TOQUE DE QUEDA EN LOS ÁNGELES, FILADELFIA Y ATLANTA TRAS VIOLENTAS PROTESTAS

Miles de personas salieron otra vez a las calles este sábado en más de 50 ciudades, mientras, en algunas de ellas, las manifestaciones continúan tornándose en enfrentamientos con la policía, saqueos y actos violentos.

Las protestas, que comenzaron inicialmente en Minneapolis luego de que George Floyd, un afroestadounidense de 46 años muriera después de que un policía le presionara el cuello con la rodilla durante más de 8 minutos, se han extendido por más de 20 estados de toda la Unión.

Toque de queda

Los Ángeles, Filadelfia y Atlanta son algunas de las ciudades de Estados Unidos que anunciaron el sábado un toque de queda para intentar detener las violentas protestas contra la policía que estallaron en todo el país.

También se implementó un toque de queda nocturno en Louisville, Kentucky. Estados Unidos sigue sacudido por protestas por la muerte de George Floyd.

El caso de Floyd, que falleció después de que un policía lo mantuviera de bruces contra el suelo durante casi nueve minutos, apoyando la rodilla contra su cuello, se ha convertido en el último símbolo de la violencia policial contra los ciudadanos negros y ha provocado la mayor ola de protestas de los últimos años en Estados Unidos.

Donald Trump

Trump culpó a la extrema izquierda de la violencia y aseguró que “revoltosos, saqueadores y anarquistas” estaban deshonrando la memoria de George Floyd.

No podemos ni debemos permitir que un pequeño grupo de criminales y vándalos destruyan nuestras ciudades y causen devastación en nuestras comunidades”, dijo el presidente tras las revueltas de la noche anterior en la ciudad de Minneapolis.

“Mi administración detendrá la violencia de la turba. Y la detendremos en seco”, añadió.

Sus comentarios se dieron mientras multitudes se empezaban a congregar en Minneapolis, Nueva York, Chicago, Miami, Filadelfia y otras ciudades, y las autoridades se preparaban para otra noche de protestas violentas.