Expolicía tenía 14 cadáveres enterrados en su vivienda

0
34
Expolicía tenía 14 cadáveres enterrados en su vivienda
Expolicía tenía 14 cadáveres enterrados en su vivienda

Personal de investigación forense del Ministerio Público de El Salvador encontró 14 cadáveres en la vivienda de Hugo Ernesto Osorio Chávez (51), en el municipio de Chalchuapa. El sujeto, quien es investigado por el doble feminicidio de una madre e hija, es un exagente de la Policía Nacional Civil.

LAS AUTORIDADES ENCONTRARON UNAS OCHO FOSAS DONDE DE ENCONTRARÍAN MÁS DE 40 RESTOS EN TOTAL, LOS CUALES HABRÍA VIOLENTADO CON OTRAS 10 PERSONAS

Inicialmente, las autoridades lo capturaron por asesinar a Mirna Lima (57) y a Jackeline Cristina Palomo Lima (26). Acudieron a su domicilio para inspeccionar el lugar donde se cometieron los delitos, pero descubrieron ocho fosas donde fueron enterrados los cuerpos de otras de sus posibles víctimas.

Según las hipótesis, el hombre se encargó de cavar la tierra para introducir los restos que él mismo se encargó de asesinar. Sin embargo, los oficiales ordenaron la captura contra otros 10 varones, vinculados a nueve feminicidios y cinco homicidios agravados, por estar vinculados con el expolicía.

Las fuerzas del orden sospechan que en los hoyos se encontrarían más de 20 cadáveres en total. Es por ello que Hugo, destituido de su institución por conducta sexual agresiva conforme lo indica el Ministro de Justicia y Seguridad Pública, Gustavo Villatoro, todavía permanecerá detenido hasta que confiese.

“Se va a realizar las extracciones de los cuerpos y hacer esa recomposición normal que se hace cuando se enfrenta a osamentas, y se tomarán pruebas de ADN a las familias de la zona y que andan buscando a sus familiares”, comentó Villatoro a la prensa después de participar en un programa de entrevistas.

Engañaba con el sueño americano

Mauricio Arriaza Chicas, director general de la Policía, reveló que Osorio Chávez cometió los asesinatos desde hace más de 10 años, incluso desde el 2005, año en que lo separaron de sus labores. Asimismo, en su interrogatorio les confirmó que atraía a sus víctimas con el cuento del sueño americano.

Las contactaba mediante las distintas redes sociales y veía cualquier forma de acerarse a ellas dependiendo los intereses o gustos. Cuando lograban ganarse suconfianza las llevaba hasta su casa que está en una zona aislada y cerca de un amplio cultivo de caña, a 78 kilómetros al oeste de la capital, San Salvador.

Por otra parte, Arriaza expresó que las diligencias son complicadas debido a que los vecinos no se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo en la casa de Hugo y por eso no los pueden tener como testigos. Además, considera que el trabajo para enterrar los cadáveres no son obra de una sola persona.

En otras confesiones extrajudiciales, el expolicía declaró que en su hogar se podrían encontrar más de 40 cuerpos de otros asesinados. “Estamos frente a un psicópata que su fin no era desaparecer, su fin era satisfacer sus apetitos sexuales y luego, según él, borrar las evidencias”, aseguró la autoridad.

Leer también [¿El uso de celulares en los exteriores podría atraer rayos?]

No está ligado con otras desapariciones

Finalmente, el director descartó que el caso del exagente esté relacionado con las distintas desapariciones en el país debido a que “tienen diferentes aristas”. La Policía Nacional Civil reportó 12 495 denuncias por personas no habidas en todo el territorio, una cifra alta para su población de 6.7 millones de habitantes.

Por otro lado, el documento “Desaparición de Personas en El Salvador” de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (Fespad) indica que serían 22 307 casos. Solo el año pasado, cuando empezó la pandemia de la COVID-19, contabilizaron 70 feminicidios y unos 111 durante el 2019.

Israel Ticas, uno de los peritos forenses con más prestigio y reconocimiento en El Salvador, quien además labora en la Fiscalía, detalló que es muy probable que una persona haya sido asesinada y enterrada en un cementerio clandestino si es que pasa más de ocho días desaparecida.

Cabe resaltar que en estos meses de pandemia se registraron más casos de violencias, más aún los feminicidios, en América Latina. Hace pocos días un hombre de 72 años fue detenido en México por ser el presunto asesino en serie de mujeres. Su última víctima era una fémina de 36 años.