Hija de “el cerebro de Putín” murió en un atentado

0
180
Daria Dugina
Daria Dugina

La bomba en la periferia de Moscú que segó la vida de Daria Dugina, hija del ideólogo ultranacionalista Alexánder Dugin, al que se suele llamar, “el cerebro de Putin” ha conmocionado a Rusia. La mujer, nacida en 1992 en la era postsoviética, también era politóloga y seguía los pasos de su padre, referente entre las facciones más radicales que susurran en el Kremlin que Ucrania debe ser destruida y anexionada.

ALEXANDER DUGIN,FILÓSOFO RUSO ENCENDIÓ EL ODIO CONTRA LOS UCRANIANOS

Por ello, la imagen del filósofo con las manos sobre la cabeza ante el vehículo en llamas ya forma parte de las estampas simbólicas que deja una guerra que cumple seis meses. “Lo que no me mata, matará a otro”, había escrito Dugin en sus redes sociales el 20 de agosto de 2021, justo un año antes de perder a su hija. Una interpretación de Nietzsche que resumía su filosofía extremista para Rusia y el mundo: la ley del más fuerte.

Todavía se desconoce quién era el objetivo del atentado. Dugina regresaba a Moscú tras haber presenciado una intervención de su padre en el festival Tradición, celebrado en el pueblo de Sajárovo, al suroeste de la capital.

Uno de los músicos que participaron en el evento, el violinista Piotr Lúndstrem, aseguró en su canal de Telegram que el ideólogo y su hija iban a montar en el mismo vehículo, pero Dugin cambió de idea en el último momento.

“¿A quién iban a matar? ¿A ella? ¿O se equivocaron de automóvil? ¿Dónde le pusieron la bomba? Una tragedia monstruosa”, escribió Lúndstrem al hacerse varias de las muchas preguntas que ha dejado en el aire el suceso.

El Comité de Investigación confirmó a través de un comunicado que fue un atentado “premeditado y hecho a medida”. “Ha quedado establecido que fue colocado un artefacto explosivo en la parte inferior del automóvil, en el lado del conductor. Daria Dugina murió en el acto”, agregó el organismo, que ejerce las funciones de fiscalía. El Toyota Land Cruiser quedó convertido en una bola de fuego cerca de la localidad de Bolshie Viaziomy, a unos 40 kilómetros de Moscú, alrededor de las 21.00 de la noche (las 20.00 en la España peninsular).

Hija de “el cerebro de Putín” murió en un atentado
Hija de “el cerebro de Putín” murió en un atentado

“Esperamos los resultados de la investigación”, escribió en su canal de Telegram la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, aunque no tuvo reparos en insinuar que Kiev era la autora del atentado. “Si se confirma el rastro ucranio, y esta versión fue expuesta por el jefe de la República Popular de Donetsk, Denís Pushilin, aunque debe ser confirmada por las autoridades competentes, entonces se debería hablar de la política de terrorismo estatal implementada por el régimen de Kiev”, afirmó Zajárova.

 

Ucrania negó la autoría del atentado

El gobierno de Ucrania negó que Kiev esté implicada en el atentado que le costó la vida a la hija del ultranacionalista ruso Alexandr Duguin. ”Subrayo que Ucrania no tiene nada que ver con esto, porque no somos un Estado criminal como la Federación Rusa ni somos un Estado terrorista”, dijo Mijailo Podolyak, uno de los asesores del presidente Volodimir Zelensky.

Indicó por el contrario que Rusia ha comenzado a “desintegrarse internamente” y que varios grupos políticos están empezando a enfrentarse en una lucha por el poder. Como parte de esta redistribución ideológica, está creciendo la “presión informativa” sobre la sociedad y se está usando la guerra en Ucrania como vía de escape, mientras que los sectores nacionalistas se están radicalizando aún más, afirmó Podolyak.

Leer también [Servicio secreto ucraniano ordenó asesinato de hija del asesor de Putin]

¿Quién era Darya Dugina?

Darya Platonova Dugina tenía 30 años, era filósofa graduada de la Universidad Estatal de Moscú especializada en neoplatonismo y se dedicaba al periodismo como una hábil comentarista política.

Apasionada de las ideas de Platón y de los pensadores neoplatónicos, Dugina afirmaba que eran autores que pueden aportar pistas sobre los acontecimientos actuales. También reivindicaba los escritos del teórico marxista Antonio Gramsci y sus ideas sobre la “hegemonía”. En una entrevista afirmó que “la batalla principal hoy no es tanto militar como cultural”. Además, destacaba la herencia de Jean Baudrillard y Martin Heidegger.

El pasado 4 de junio fue incluida en la lista de los sancionados por el Reino Unido en el marco de la respuesta de Occidente a la invasión rusa a Ucrania. Había sido sancionada por “brindar apoyo o promover políticas para desestabilizar Ucrania”.

“El hecho de que estemos sometidos a sanciones es también un símbolo de que los Dugin estamos en el camino de la verdad en la lucha contra el globalismo. Por lo tanto, diría que es un honor haber nacido en una familia así”, declaró el pasado 25 de mayo en un reportaje del portal Breizh-info donde también consideró que varios países de América Latina “no han adoptado una postura globalista”.

Y argumentó: “El líder venezolano Nicolás Maduro declaró que su país se adhiere ‘firmemente’ a la posición de Rusia. En Cuba, durante una manifestación del Primero de Mayo, se vio a personas portando banderas rusas y símbolos Z, informó la cadena alemana ZDF. Argentina acusó a Occidente de tener un doble rasero. La vicepresidenta del país, Cristina Kirchner, dijo que el país estaba en conflicto con Londres por las Islas Malvinas. En Brasil, el candidato presidencial Lula da Silva dijo a su vez que el líder ucraniano Volodimir Zelensky es el responsable de lo que ocurre en su país”.