Mujer desaparecida nunca estuvo embarazada

0
260
Gabriela Sevilla Torello
Gabriela Sevilla Torello

Texto: Christian Cenepo
Drama, mentira, suspenso y desenlace sorprendente. Se podría pensar que se describe una película, pero no, esos son los ingredientes en torno al caso de la desaparición de Gabriela Sevilla Torello (30), el pasado 19 de octubre. En un inicio la noticia conmocionó a todo el Perú porque se trataba de una mujer embarazada, sin embargo con el paso de las horas una maquiavélica mentira se desmoronó.

A pesar de que el Ministerio Publicó reveló aquello, Gabriela Sevilla asegura sí haber estado embarazada 

Gabriela apareció al promediar las 5:30 a.m. del viernes 21 de octubre, tras más de 36 horas sin saber de su paradero. Según la Policía Nacional del Perú (PNP), la gestante fue hallada en el distrito de Villa María del Triunfo y habría sido trasladada hasta el Hospital Militar por sus familiares. Dentro del establecimiento de salud, los médicos a cargo la encontraron con lesiones y en estado de shock.

“Ella apareció en VMT y de ahí se ha ido a la casa de un familiar, ya se comunicó con sus padres y ellos la han llevado (al hospital). La señora está policontusa, se descarta intoxicación por sustancia desconocida y antecedente de una gestación, es decir, ya no tiene el bebé”, eran los primeros detalles que revelaba el general Manuel Lozada Morales, jefe de la región policial Lima.

El Hospital Militar, ubicado en el distrito de Jesús María, era el epicentro de este caso y desde allí, el ministro del Interior, Willy Huerta soltó una verdadera bomba que absolutamente nadie imaginaba. Mientras todo el país esperaba detalles del secuestro y del posible paradero de la recién nacida, el caso dio un giro de 180 grados.

 

Ministro del Interior revela que Gabriela Sevilla no estaba embarazada

El ministro del Interior, Willy Huerta, señaló que Gabriela Sevilla no se encontraba en proceso de gestación cuando desapareció de su vivienda en Surco el miércoles 19 de octubre. Además informó que en todo momento la mujer, de 30 años, no quiso colaborar con las investigaciones a cargo del Ministerio Público y la Policía Nacional.

“Después de haber sido atendida clínicamente por médicos del hospital militar no se ha determinado realmente que la señorita haya estado embarazada. Ellos han diagnosticado esto, después de revisarla clínicamente, que no había embarazo”, indicó.

Leer también [Medio Oriente: Asesinan a un palestino durante redada militar israelí]

Denuncia contra la fe pública

Huerta indicó en ese momento que se iba a evaluar una denuncia contra la mujer que fingió una gestación. “La policía continúa con las investigaciones para poder esclarecer la situación. La denuncia legal es contra una persona supuestamente embarazada que generó gran preocupación en el gobierno y la ciudadanía”, detalló el ministro.

 

Gabriela Sevilla se retiró del Hospital Militar junto con sus padres

La joven Gabriela Sevilla, salió del Hospital Militar, en Jesús María, en un automóvil junto con sus padres. La mujer se ubicó en el asiento trasero del vehículo y estuvo en todo momento con el rostro cubierto por una manta, a fin de evitar dar declaraciones a la prensa que estaba apostada afuera del nosocomio.

 

Padre de Gabriela rechazó declaraciones del ministro del interior

Samuel Sevilla Sevilla, padre de Gabriela Sevilla se mostró consternado por las declaraciones del ministro del Interior, Willy Huerta, quien dijo que la joven de 30 años no estuvo embarazada. Ante ello, el papá pidió al funcionario “que se informe bien”. Asimismo, aseguró que su hija salió del hospital Militar porque se sintió maltratada.

“Mi hija se ha estado atendiendo (en el Hospital Militar), pero entraron cinco operadores de justicia que prácticamente la acusaron repitiendo las pruebas. Siempre hablamos que no se debe revictimizar a las personas, pero no ha sido así”, indicó Samuel Sevilla Sevilla al ser consultado sobre el alta que recibió su hija.

Respecto al estado de salud de Gabriela Sevilla, dijo que se encuentra delicada y pidió respeto para su situación. Indicó además que Gabriela habría sido sometida a un “aborto” o “legado”, pero no abundó en detalles al respecto.

“Queremos que se tranquilice emocionalmente para darle información a las autoridades”, aseguró en la puerta de su vivienda en el distrito de Surco, donde se encuentra su hija.

 

Declaración de Gabriela ante la Fiscalía

La mujer contó que dos varones la amenazaron de muerte. “Si los denunciaba, me iban a matar a mí y a mi familia”, contó a los agentes en el Hospital Militar. Asimismo, la “supuesta víctima” señaló que su bebé no lloró al nacer y que dos varones le dijeron que le entregarían el cuerpo de la menor si es que no los denunciaba.

“El día 19 de octubre, en horas de la tarde presenté sangrado vaginal por lo que decidí ir a la clínica Internacional de San Borja, comunicándome con mis padres quienes me manifestaron que se encontraban como a 50 minutos de mi casa, por lo que les digo que mejor me den el alcance en la clínica. Asimismo, comunico a mi pareja Ramiro Gálvez, a quien también le indicó que me alcance en la clínica”, refirió.

Agregó que “agarro una bolsa con pañales y salgo de mi domicilio, caminando unas cuadras y agarro un taxi no recordando el color, pero era oscuro, avanzando y no recuerdo la ruta, pero en ese momento le indico al chofer que no estaba tomando la ruta que normalmente tomo y me indica que era un atajo. Luego de ello yo seguí con el dolor de parto y de ahí no recuerdo nada”, sostuvo.

“Desperté en un cuarto donde se encontraban dos varones y yo me encontraba en el piso, empezando a pujar hasta que nace mi hija y no lloraba. Luego me quedé dormida por un tiempo de tres horas. Un varón me indica que me vaya, que si los denunciaba iban a matarme a mí y a mi familia y que si no los denunciaba, me iban a devolver el cuerpo de mi hija”.

Saliendo por un descampado donde caminé unas 10 cuadras, llegando a un lugar oscuro donde me senté y se me acercó una persona de sexo masculino, indicándome que si quería marihuana, a quien le pregunto la dirección y me indica que era el paradero 8 de Nueva Esperanza de Villa María del Triunfo, por lo que sigo caminando con dirección a la casa de mi madrina Fanny Burgos, donde me abrazan y me cargan haciéndome ingresar. Me dan agua de anís y llaman a mi mamá, quien luego me trae a este hospital donde soy atendida”, expresó.

Finalmente, al ser consultada sobre sus controles, dijo que se los había realizado en diferentes centros”. Esto fue lo que dijo Gabriela Sevilla durante su primera declaración ante la Fiscalía, sin imaginar que su mentira poco a poco se iba derrumbando.

 

Ministerio público ratificó que nunca hubo embarazo

“El Instituto de Medicina Legal del Ministerio Público concluyó que la joven reportada como desaparecida no presenta signos clínicos de gestación, parto reciente ni antiguo; aunque sí muestra lesiones traumáticas corporales recientes”. Este fue el comunicado formal que reveló el Ministerio Público a través de su cuenta oficial de Twitter.

 

Gabriela insiste en que sí estuvo embarazada

La joven Gabriela Sevilla se pronunció luego de dejar el hospital y aseguró que sí estaba embarazada y remarcó que tiene pruebas para demostrarlo. Además, señaló que acudirá a las autoridades para continuar en la búsqueda de su bebé.

“Tengo pruebas, claro que sí. Quiero pensar que como no terminaron de hacerme los exámenes es que ellos piensan que no pudo darse un embarazo. Los exámenes de sangre y orina ninguno los llegaron a hacer. A mí me gustaría que me hagan los exámenes completos antes de lanzar un comunicado de esta manera”, sostuvo la joven.

Gabriela Sevilla reconoció que ya no quería que le hicieran más exámenes porque estaba desde las 4:00 a. m. y no deseaba más porque se encontraba agotada, pero se mostró de acuerdo a realizarse todas las pruebas que faltan.

“Los médicos que sacaron ese informe (sobre su no embarazo) son del Instituto Médico Legista. Vinieron a hacerme exámenes y le dije que yo ya no me quería hacer porque me hicieron un montón. Salen a decir ‘ella se negó a hacerse los exámenes’ y es verdad, llegó un momento en que dije: ‘ya no me los quiero hacer sino mañana (hoy) y yo no me niego a que me hagan las pruebas”

Lo concreto es que las autoridades, con los especialistas correspondientes, ya desmantelaron la mentira de Gabriela Sevilla sobre su “presunto embarazo”, ¿Por qué insistir con aquella mentira? ¿La familia no conocía la verdad? ¿Que buscaba Gabriela fingiendo un embarazo? ¿Su pareja también fue una víctima de la mentira? Son muchas las interrogantes aún por resolver y que se esclarecerán con las investigaciones.

Finalmente, Sevilla con un rostro desencajado y evocando unas lágrimas que no terminaban por salir manifestó que continuará por su cuenta con la búsqueda de su bebé y está segura de encontrarla.