Nueva bajada a los infiernos de Britney Spears

0
44
Britney Spears
Britney Spears

Parecía que después de dejar de estar bajo la tutela de su infame padre, Britney Spears y su pareja vivirían felices y comerían perdices. Pero la cantante ha vuelto a bajar a los infiernos, y por varios frentes.

LA PRINCESA  DEL POP SIN FE EN DIOS, SIN HIJOS, SIN CONCIERTOS Y CON SUS FANS DIVIDIDOS

El más preocupante es el que tiene que ver con sus hijos, que según asegura su ex marido Kevin Federline, no quieren verla ni en pintura. «Yo solía tener a mis hijos mucho más que él. La gente no recuerda esa parte porque siempre se enfocan en lo negativo, pero desde que tenían entre seis y nueve años, los tuve el setenta por cinto del tiempo. No entiendo cómo es tan fácil para ellos, cortar su relación conmigo así. No lo entiendo», se lamenta en un comunicado publicado en su perfil de Instagram. «Literalmente, ya no tengo ningún propósito. Eran mi alegría. Ellos eran mi todo. Espero verlos. Para eso vivo. Pero de repente han desaparecido», continúa la artista, cuyas palabras han hecho saltar las alarmas entre sus fans.

La artista también ha vuelto a hablar sobre su conflicto con sus padres. «Solo han pasado diez meses desde que terminó la tutela… ¡No le deseo ese tipo de dolor a nadie! Es extremadamente difícil para mí aceptar el hecho de que mi familia me hizo eso… Será difícil para mí el resto de mi vida. En cuanto a mi madre y mi padre, que han hecho todo lo posible para que me sintiera muerta y asustada como una anciana… y me abandonaron… Lo diré alto y con orgullo… Rezo para que ambos os queméis en el infierno».

En otra publicación en sus redes sociales, la artista cuenta que el poco trabajo que sacó adelante durante esa época fue «humillante» porque sus padres no le dejaban el menor margen de decisión. «De los ocho vídeos que rodé durante la tutela, solo me gusta uno: ‘Work B*tch, el más ofensivo’. Nunca me sacaban fotos profesionales», asegura antes de lanzar otra terrible noticia para sus seguidores. «Estoy bastante traumatizada de por vida y harta, así que no, no creo que vuelva a actuar de nuevo porque soy cabezota y quiero dejar claro lo que pienso». En el mismo mensaje, Britney se despide con una imagen de espaldas mostrando su trasero tapado con un emoticono: «Padre, aquella foto tan bonita que pusisteis mía en Nueva York para Pepsi en la que salía llorando como si tuviese 80 años… ¿Ves esta foto? Puedes besarme el culo, maldito bastardo».

Por si todo esto fuera poco, sus hijos Jayden y Sean ha hablado sobre ella en una entrevista que hurga aún más en la herida. «Creo que mamá ha tenido problemas para prestarnos atención y mostrarnos el mismo amor y no creo que le haya mostrado lo suficiente a Preston y me siento muy mal por eso», dice Jayden. «Ambos hemos pasado por tanta presión en el pasado que este es nuestro lugar seguro ahora, para procesar todo el trauma emocional que hemos tenido… Va a llevar mucho tiempo y esfuerzo. Solo quiero que mejore mentalmente. Cuando mejore, realmente quiero volver a verla».

Britney ha contestado a estas declaraciones insinuando que los niños quieren dinero y defendiéndose como madre: «Tú (Jayden, a quien dirige el mensaje) y tu hermano siempre os ibais dos horas antes de lo acordado. Preston se dormía y tú tocabas el piano todo el tiempo y si no los llenaba de regalos y tenía comida sorprendente lista y actuaba como una maldita santa, no estabais contentos. De todas formas nunca era lo suficientemente buena».

Leer también [¡CONFIRMADO! Gato Cuba y Ale Venturo confirman la llegada de un nuevo bebé]

«Soy atea»

Tras estos nuevos reveses familiares, la cantante asegura haber perdido la fe. «Honestamente, mi papá debería estar en la cárcel por el resto de su vida. Pero como dije, Dios no habría permitido que algo así me sucediera, si existiera un Dios. Ya no creo en Dios por la forma en la que mis hijos y mi familia me han tratado. Ya no hay nada en lo que pueda creer. Soy atea».

Para colmo, Britney ha cometido un grave error en las últimas horas que le puede costar muy caro. En su perfil de Instagram, se ha burlado de las bailarinas de Christina Aguilera asegurando que a su lado, ella parece delgada. «Ojalá hubiera podido elegir a las niñeras para mis hijos… y a mis bailarinas… quiero decir, si tuviera las bailarinas de Christina Aguilera me habría visto extremadamente delgada… quiero decir, ¿por qué no hablar de eso? Mi confianza hubiera sido un poco mejor si hubiera podido elegir donde vivía, qué comía, a quién llamaba por teléfono, con quién salía y quién estaba en el escenario conmigo», escribía la artista, acompañando el texto con una imagen que dice: «He encontrado la única manera de parecer delgada: salir con gente gorda».