ONU advierte a China y EE. UU. que eviten la guerra fría

0
78

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, habla durante una entrevista en la sede de la ONU el miércoles de la semana pasada.

 

Advirtiendo de una posible nueva Guerra Fría, el jefe de la ONU imploró a China y Estados Unidos que repararan su relación “completamente disfuncional” antes de que los problemas entre los dos países grandes y profundamente influyentes se extendieran aún más al resto del planeta.

Guterres comentó que las dos principales potencias económicas del mundo deberían cooperar en materia climática y negociar de manera más sólida sobre comercio y tecnología, incluso dadas las persistentes fisuras políticas sobre derechos humanos, economía, seguridad en línea y soberanía en el Mar de China Meridional.

“Desafortunadamente, hoy solo tenemos enfrentamiento”, lamentó Guterres.

“Necesitamos restablecer una relación funcional entre las dos potencias”, explicó, y calificó de “esencial para abordar los problemas de vacunación, los problemas del cambio climático y muchos otros desafíos globales que no se pueden resolver sin relaciones constructivas dentro de la comunidad internacional”.

Hace dos años, la ONU advirtió a los líderes mundiales sobre el riesgo de que el mundo se divida en dos, con Estados Unidos y China creando redes rivales, moneda, comercio, reglas financieras y sus propias estrategias geopolíticas y militares de suma cero.

Reiteró esa advertencia y agregó que dos estrategias geopolíticas y militares rivales plantearían “peligros” y dividirían al mundo.

“Necesitamos evitar a toda costa una guerra fría que sería diferente a la pasada, y probablemente más peligrosa y más difícil de manejar”, ​​añadió Guterres.

El jefe de la ONU dijo que una nueva guerra fría podría ser más peligrosa porque la antipatía soviético-estadounidense creaba reglas claras y ambas partes eran conscientes del riesgo de destrucción nuclear.

“Ahora, hoy, todo es más fluido, e incluso la experiencia que existía en el pasado para manejar crisis ya no está”, concluyó Guterres.