Zamir Villaverde pagó viajes aéreos a familiares de Pedro Castillo

0
107
Zamir Villaverde y Pedro Castillo
Zamir Villaverde y Pedro Castillo

El escándalo que envuelve al Gobierno parace interminable, pues esta vez una investigación señalaría que el estudio Villaverde, propiedad del investigado empresario Zamir Villaverde, pagó al menos siete pasajes aéreos de familiares directos y parientes políticos del presidente de la República Pedro Castillo.

COMPRÓ PASAJES  A CAJAMARCA Y LIMA PARA LOS HERMANOS, EL SUEGRO, UNA SOBRINA Y LA CONCUÑADA DEL PRESIDENTE

Según un medio local, los boletos corresponden a cuatro vuelos dentro del país cuando Pedro Castillo ya era presidente. Entre los beneficiados figuran María y Fabián Castillo Terrores, hermanos del presidente; Walter Paredes Díaz, padre de la primera dama Lilia Paredes; Analí Castillo Gómez y Flor Gómez Olano, sobrina y concuñada, respectivamente.

También figuran Segundo Valladares Cuya, de quien de momento se desconoce si tiene algún vínculo familiar con Pedro Castillo, pero se sabe que es militante de Perú Libre. En total, la suma de los pasajes adquiridos por el Estudio Villaverde asciende a 3 100 soles.

Dicho medio,  también menciona que existen más casos de viajes aéreos que fueron financiados por Zamir Villaverde en beneficio de la familia del jefe de Estado; sin embargo, la lista permanece bajo investigación del Quinto Despacho de la Segunda Fiscalía Anticorrupción.

Cabe recordar que del Estudio Villaverde proceden los 100 mil soles de soborno que el empresario habría entregado al exministro Juan Silva, actualmente prófugo, según la tesis de la Fiscalía.

Leer también [Fiscalía halla la ruta de coima]

VIAJES AL INTERIOR DEL PAÍS

Los viajes fueron realizados entre Lima y Cajamarca. En uno de los casos, ocurrido el 27 de setiembre, la hermana, la sobrina y la concuñada de Pedro Castillo, Analí Castillo, una de las viajeras, es hermana de Gian Marco Castillo, quien permaneció prófugo dentro de la investigación por el caso Puente Tarata.

Flor Gómez, la concuñada, fue directora de la Oficina de Gestión de Talento Humano del Ministerio de Transportes por designación den entonces ministro Juan Silva, actualmente prófugo de la justicia. En tanto, Segundo Valladares, uno de los acompañantes, consiguió una orden de servicio por 7 mil soles en este ministerio.