Candidatos dejan sus campañas en México por culpa de los narcos

0
1281
Candidatos dejan sus campañas en México por culpa de los narcos
Candidatos dejan sus campañas en México por culpa de los narcos

El próximo domingo seis de junio se realizarán las elecciones estatales de Guerrero, México, las cuales renovarán los cargos de Gobernador, diputados estatales y ayuntamientos. Sin embargo, desde el cuatro de marzo, unos 234 candidatos denunciaron amenazas de muerte por parte de narcotraficantes.

Todos por sus vidas y la de sus familias tras amenazas de muerte, pues durante los comicios de 2018 mataron a 49 aspirantes de las distintas alcaldías

Así lo confirmó Rosa Icela Rodríguez, la secretaria de Seguridad Pública. Las víctimas también comunicaron lo sucedido mediante sus redes sociales. La situación se les escapa de las manos y algunos tuvieron que tomar ciertas medidas para no atenten contra sus vidas ni las de sus respectivas familias.

Leer también [“Hay un voto escondido a favor de Pedro Castillo”]

Entre ellas se encuentra la planilla del el Movimiento Ciudadano, municipio de Izcapuzalco, la cual fue obligada a renunciar a los comicios. Su líder expuso las advertencias de los bandidos, por ello es que los candidatos a la alcaldía, regidores y síndicos, quienes dieron un paso al costado y salieron del proceso.

Otro de los agraviados es Erick Ulises Ramírez Crespo, aspirante a la alcaldía de Cocula. Solicitó mayor resguardo policial porque su vida corría peligro. El lunes pasado realizaron disparos al aire cuando realizaba un mitin con sus simpatizantes. Todos salieron corriendo alarmados por temor a la muerte.

Incluso, para no correr más peligro, muchos procedieron a pactar acuerdos con los mismos narcotraficantes, ni siquiera con los oficiales. Todo parece indicar que la delincuencia es la verdadera entidad que gobiernas ciertas zonas del país y nadie hace algo contundente para poder frenarlos de una vez.

Los Ardillos y los Rojos son los dominantes

Se detectó que Los Ardillos y los Rojos son los grupos criminales que dominan en Guerrero. Asimismo, son señalados por tener vínculos con las autoridades locales. Gracias a ello pueden fortalecer su poder y expandirse por todo el territorio con más libertad, pues no habría policías que los persigan a cada rato.

Conforme explica Anabel Hernández en su libro “El Traidor”, los delincuentes usarán técnicas silenciosas o igual de peligrosas para librar las sangrientas batallas. Uno de sus métodos será el control político mediante el respaldo económico de las campañas electorales y la imposición de sus candidatos.

De esta manera, los capos siguen reclutando más secuaces, contrarrestan a otros rivales y aseguran determinadas ubicaciones para asentarse con sus familias. En caso de ser perseguidos, solo tienen que buscar otras guaridas y cambiar constantemente de localidades para no ser detectados en el acto.

Las facilidades que se les presenta son las de poder invertir en los sectores económicos industriales, comerciales o inmobiliarios. Para ello crean empresas fantasmas con todas las legitimidades de la ley. Cuando ya están conformadas simplemente lavan sus ganancias para hacerlas pasas como dinero honrado.

No es la primera vez que intervienen en elecciones

Hace tres años, en 2018, se reportó la muerte de unos 49 candidatos, a quienes asesinaron con las características del crimen organizado. Los decesos fueron tomados como una medida extrema por las discrepancias entre la clase política y el poder de los narcotraficantes de los distintos territorios.

Expertos precisan que la filtración de los narcos en las urnas es a nivel regional. Las principales bandas están enfocadas en el control de su zona, pero eso no es la única preocupación para las fuerzas del orden, pues su arribo al poder los blindaría para que sigan en el narcotráfico a gran escala.

Las entidades donde miles de ciudadanos mexicanos acudirán para elegir a sus gobernadores son Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Colima, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Sinaloa, Sonora, Campeche, Querétaro, San Luis Potosí, Tlaxcala y Zacatecas.

Todas estas, excepto Tlaxcala, son puntos principales para la producción y fabricación de drogas. Tomar fuerza en distintos ámbitos de estos lugares es importante para las agrupaciones, pues les generarían inmensa fortuna.