11 menores violaron y golpearon a mujer hasta la muerte

0
258
11 menores violaron y golpearon a mujer hasta la muerte
11 menores violaron y golpearon a mujer hasta la muerte

Ee Lee (36) pasó el peor momento de su vida en el parque de Washington, en el estado de Wisconsin, Estados Unidos. Unos 11 niños se grabaron cuando abusaron sexualmente de ella y la golpearon, agresión que acabó matándola días después. Pese a que el ataque ocurrió en septiembre de 2020, solo dos enfrentan cargos.

UNO DE LOS ACUSADOS INTENTÓ EXCUSARSE ALEGANDO QUE LA FÉMINA SE OFRECIÓ PARA TENER INTIMIDAD CON TODOS

La víctima mortal estaba paseando muy tranquila por el área cuando fue interceptada por el grupo de menores de edad. Fue arrastrada contra su voluntad hasta la parte baja de un árbol y en ese lugar la despojaron de su ropa para cometer su depravado acto durante varios minutos.

Registraron todo en sus smartphones para finalmente dejarla abandonada junto a un estanque y desaparecer en el acto. Horas después fue encontrada semidesnuda y con problemas para respirar. La llevaron a un centro de salud, pero, pese a todos los esfuerzos de los doctores, no se pudo hacer nada para evitar su deceso.

Un severo cuadro de traumatismo contundente en la cabeza determinó su muerte tras luchar con todas sus fuerzas. Kamare Lewis (17) y Kevin Spencer (15) son los únicos adolescentes que están pasando por un proceso de homicidio intencional de primer grado como parte de un crimen y agresión sexual en primer grado.

El caso pasó a manos de la policía y los investigadores determinaron que todos los chiquillos salieron de la zona a pie y en bicicleta, siendo uno de ellos el de 17 años. “Un asalto enfermizo filmado con teléfonos celulares”, detallaron los fiscales a cargo de las investigaciones pertinentes.

Los testigos son las piezas claves

Según una denuncia presentada sobre los hechos, un niño, amigo de los dos acusados, se comunicó con el 911 para contar que fue visto caminando junto con ellos. Para dejar las cosas claras y tratar de no estar involucrado, se ofreció a dar una “declaración detallada” horas después con los mismos oficiales.

Ante la policía narró que ellos la golpearon salvajemente y la obligaron a tener relaciones sexuales. También reveló que vio el video en el teléfono del mayor de los intervenidos. En las imágenes se observa a Ee en el suelo sin poder defenderse de ninguna manera contra las fuertes agresiones de los vándalos.

11 menores violaron y golpearon a mujer hasta la muerte

Los documentos judiciales indican que otro de los espectadores aseguró que Lewis estaba “golpeándola con ramas de árboles y golpeándola en la cara”. Además, que “Spencer le dijo a Kamare que la pusiera en el agua y Kamare la estaba arrastrando al agua”. Este mismo envió las imágenes por Facebook antes de borrarlas.

Meses después, la madre del atacante corroboró que había más imágenes en el celular de su hijo donde se mostraba a “dos niños golpeando a una dama” con muchos otros niños pequeños alrededor”. Al saber que “se podía saber quiénes eran”, le dijo que los borrara al pensar que no estaba involucrado.

El ADN de otro menor, también testigo, fue descubierto en una botella cerca de la escena. En su testimonio explicó que Lewis y Kevin decidieron agredirla al azar. “Vieron a esta señora en una manta en el parque … se acercaron a ella para ver si tenía dinero y comenzaron a acosarla”, confesó.

Leer también [Peruanos vs venezolanos: Una guerra de odio declarada en el mundo del hampa y el sicariato]

Sus excusas son escalofriantes

Por su parte, Kamare intentó restar importancia a sus actos al decir que Spencer y los demás fueron los quienes golpearon más veces a Lee. Los documentos precisan que este refirió que la fémina “se ofreció voluntariamente para tener relaciones sexuales con el acusado y otros presentes”.

En cuanto al segundo, lo describió como “el más agresivo”. Aunque admitió golpearla, tener intimidad con la fallecida y dejarla moribunda por el estanque, “realmente no se preocupaba por ella porque no es alguien a quien conoce personalmente”.

Las fianzas de los dos se establecieron en 300 mil y 275 mil dólares respectivamente, pero las investigaciones continúan su curso. Nancy, hermana de Ee, solo espera justicia porque no merecía morir de esa manera. “Duele tanto, sabes, realmente duele”, fueron sus palabras de dolor.