Alejandro Toledo no quiere venir

0
1396
Alejandro Toledo
Alejandro Toledo

El fiscal superior Rafael Vela, coordinador del Equipo Especial Lava Jato, calificó como una buena noticia para el sistema de justicia del Perú que las autoridades de Estados Unidos hayan solicitado cambiar el arresto domiciliario contra el expresidente Alejandro Toledo por una detención luego de que se otorgara su extradición al Perú.

FISCAL RAFAEL VELA REVELÓ QUE EXPRESIDENTE “SE NIEGA A ENTREGARSE VOLUNTARIAMENTE”

La sociedad reclama que Alejandro Toledo venga a responder por los graves cargos que penden contra él, de lavado de activos, de colusión, de tráfico de influencias, y que a partir de la decisión del gobierno de Estados Unidos para nosotros es la circunstancia de convalidación del trabajo que ha realizado el despacho del fiscal José Domingo Pérez“, indicó en RPP.

El fiscal precisó que, luego de que el expresidente haya sido notificado sobre su extradición, existe un “primer requerimiento” para que se entregue voluntariamente a la justicia en los Estados Unidos; sin embargo, señaló que el exmandatario, luego de haber tenido contacto con las autoridades norteamericanas “ha decidido no ponerse a derecho”.

“Ha decidido, más bien, cuestionar la decisión del gobierno norteamericano en el sentido de que todavía existiría una apelación por el hábeas corpus contra el juez Thomas Hixon. Entonces, en ese argumento se niega a entregarse voluntariamente. Eso ha determinado que las autoridades norteamericanas le soliciten al juez que revoque la medida de arresto domiciliario y de fianza que tenía y procedan a detenerlo para su entrega”, señaló.

Leer también [Caso Toledo: Procuraduría exige 1800 millones de soles como reparación civil]

Vela Barba precisó que este requerimiento para que Alejandro Toledo sea detenido todavía está pendiente de decisión por el propio juez Thomas Hixson en una audiencia fijada para el próximo 9 de marzo. Pese a esto, el fiscal se mostró optimista en que este pedido sea desestimado ya que será revisado por el juez que certificó la extradición.

“Lo primero es asegurar a Toledo porque él no ha manifestado su voluntad de someterse a la acción de la justicia porque si eso habría pasado, todo habría sido mucho más simple porque él voluntariamente se habría entregado a la justicia norteamericana y lo que quedaría solamente la coordinación administrativa y luego el aseguramiento de su traslado”, agregó.