Cayó el líder del Cártel de Santa Rosa de Lima en México

0
181
Cayó el líder del Cártel de Santa Rosa de Lima en México
Cayó el líder del Cártel de Santa Rosa de Lima en México

Pese a que Fernando Emmanuel se sometió a varias cirugías para cambiar la apariencia de su rostro, fue capturado el último viernes por la Fiscalía General del Estado de Guanajuato, en México. El hombre, más conocido como el “Panther”, era el cabecilla del peligroso Cártel de Santa Rosa de Lima (CSRL).

Se especializaba en el robo de combustible, extorsión a empresarios, venta de drogas y hasta se sospecha que estuvo infiltrado en la Policía

Las autoridades charras le seguían los pasos por ser uno de los narcos más buscados de la zona. Registraba varias órdenes de captura por distintos delitos y localizar su paradero era cada vez más difícil debido a que se sometió a procedimientos quirúrgicos en el rostro y se colocó implantes en el cabello.

El personal a cargo de su detención ejecutó una minuciosa labor de inteligencia para poder ubicarlo. Aunque el sujeto prácticamente era otra persona con las operaciones que se realizó para evadir la justicia, los efectivos ministeriales lograron identificarlo luego de comparar imágenes y analizar sus huellas.

Al momento de revisas sus pertenencias se le encontró un arma de fuego de largo alcance y municiones para pistolas de grueso calibre. Luego de confirmar sus datos lo trasladaron con sus objetos a la dependencia policial del sector para seguir con el proceso que lo llevaría a purgar condena por varios años.

“La Fiscalía General del Estado intervino al líder operativo del cártel SRL. La operación, encabezada por la Agencia de Investigación Criminal (AIC). en coordinación con autoridades estatales y federales, permitió la captura del capo criminal”, comunicó la Fiscalía General del Estado en su cuenta de Twitter.

Fernando Emanuel está vinculado en un ataque a balazos contra integrantes de la Fiscalía local y agentes de Investigación Criminal, el cual se cometió el 20 de abril del presente año en la zona de Caleya. Producto del tiroteo murieron tres delincuentes y el criminal pudo darse a la fuga solo por casi cuatro meses.

Los oficiales pondrán al hombre a disposición del personal federal para que procedan con la audiencia inicial que resolverá su situación jurídica. Cabe resaltar que se sospecha que estuvo en la Policía hace unos cinco años y que realizó una labor de espionaje para traicionar a la institución.

Era el líder desde agosto de 2020

“Panther” solo llegó a tener solo un año al mando del Cártel de Santa Rosa de Lima, nombre que se le dio a la organización por una población conocida con el mismo nombre en el estado mexicano de Guanajuato, municipio de Villagrán. Él reemplazó al detenido fundador José Antonio Yépez Ortiz, alias el “Marro”.

El exlíder cayó el dos de agosto del año pasado en el municipio de Santa Cruz de Juventino Rosas, ubicado en el la zona centro de la entidad. Las fuerzas federales y estatales montaron un operativo y lo arrestaron dejando debilitada a la banda, la cual puso en primer lugar a Adán Ochoa, el “Azul”, como el jefe.

Leer también [Pedro Suárez-Vértiz: «Futuras generaciones deben ser conscientes de lo que se vivió en el país»]

Sin embargo, el recién ascendido también fue capturado. Lo atraparon luego de dos meses, en octubre de 2020. El poder del CSRL caía más, pero Fernando Emanuel terminó tomando las riendas del grupo. Intentó hacer lo posible para que su banda siga de pie, pero tras su caída quedó más desestabilizado.

Desde hace siete años, el 2014, opera el peligroso cártel que tiene al robo de combustible como actividad principal en el sector. Además, se dedican a la extorción de pequeños y medianos empresarios de ciudades como Irapuato, Salamanca y Celaya, y la comercialización de diversos tipos de drogas.

Las cifras de Guanajuato son aterradoras, pues se ha convertido en el estado con más asesinatos de todo México desde el 2018. Nueve de cada 10 muertes están relacionados con peleas entre grupos de criminales organizados, los cuales se enfrentan con todo tipo de armas para lograr la hegemonía territorial.

Asimismo, las estadísticas señalan que de enero del presente 2020 a agosto mataron a 2 383 personas, lo que representa la décima parte de las 22 611 víctima en todo el país. Ni siquiera la policía ni demás autoridades pueden frenar la ola delictiva por más cabecillas o integrantes que capturen.