Desalojo en Lomo de Corvina se convirtió en un verdadero caos

0
18
Desalojo en Lomo de Corvina se convirtió en un verdadero caos
Desalojo en Lomo de Corvina se convirtió en un verdadero caos

Texto: Romario Porras Vargas
Luego de permanecer varios días en la zona denominada como Lomo de Corvina, en el distrito de Villa El Salvador, unos cuatro mil invasores fueron desalojados en horas de la mañana del miércoles. Sin embargo, los ciudadanos y la policía se enfrentaron por varias horas.

UNOS 11 SUJETOS FUERON DETENIDOS Y 12 PERSONAS RESULTARON LESIONES LEVES, ENTRE ELLOS CUATRO POLICÍAS Y CINCO MENORES

El general Jorge Luis Angulo Tejada, jefe de la Región Policial Lima, intentó dialogar con las personas indicándoles que la zona tiene un propietario.“Han ocupado un espacio que es prohibido y lamentablemente, las condiciones de seguridad son mínimas, el peligro estaba detectado”, comentó.

Leer también [Pedro Suárez Vertiz exhorta a peruanos a no votar en blanco o viciado]

Al no tener una respuesta coordinada es que deciden ejecutan el plan de operaciones que idearon con anterioridad.Hasta la zona llegaron 2 326 efectivos de la Policía Nacional del Perú (PNP) para retirar de manera sincronizada a los habitantes “respetando los derechos humanos”.

Bombas lacrimógenas contra piedras

Para evitar que los uniformados los destierren de sus lotes y precarias viviendas que construyeron con plásticos azules, petates, y palos, los residentes les arrojaron piedras. Los oficiales tuvieron que repeler el ataque lanzando bombas lacrimógenas para dispersarlos y frenar el acto.

Algunos se atrincheraron en los alrededores de la avenida Industrial para evitar que los vehículos policiales lleguen hasta lo alto. Asimismo, no dudaron en coger varias botellas de vidrio para lanzarlos a los agentes, quienes se protegieron con sus escudos y cascos para poder seguir avanzando.

Otros bloquearon los accesos de las avenidas Talara y Agroindustrial con rocas de distintos tamaños y llantas quemadas. Pese a ello, la situación fue contralada por las fuerzas del orden. Por otra parte, muchos invasores optaron por levantar banderas blancas para salir del lugar por las buenas.

Dos vehículos fueron violentados

Inescrupulosos sujetos tomaron acciones violentas contra la autoridad y, en medio de la desesperación, voltearon y saquearon un vehículo de placa PB-955 perteneciente a la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI) de la PNP. Este quedó dañado y con las lunas completamente destrozadas.

Un grupo de al menos 15 policías tuvieron que realizar un trabajo en conjunto para poner la unidad sobre sus cuatro ruedas. Debido a que las llantas estaban desinfladas, la misma fue cargada hasta una zona que permita el libre tránsito por la vía con el objetivo de continuar con la movilización del personal.

El auto de un taxista que viene recuperándose de la COVID-19 también fue otro de los siniestrados. Se encontraba reposando en su vivienda cuando se percató que su herramienta de trabajo ardía en llamas. Según le comentaron los vecinos, una bomba lacrimógena provocó que arda en llamas.

12 heridos, cuatro de ellos son policías

Producto de los enfrentamientos en la invasión del Lomo de Corvina, 12 personas resultaron heridas, por lo que los trasladaron al Hospital de Emergencias de Villa El Salvador. Cuatro de ellos son efectivos de la Policía, dos en observación, uno afectado en los labios y otro en la pierna.

“Al momento se han atendido a tres adultos y cinco menores de edad. Todos se encuentran bien”, comunicó el nosocomio en su cuenta de Twitter. Trascendió que los pequeños inhalaron los gases tóxicos, pero los doctores lograron estabilizarlos y ponerlos fuera de algún mayor peligro.

Cabe resaltar que varias personas desataron el pánico entre los uniformados y otros vecinos al declarar que al menos cuatro niños fallecieron por el desalojo. Minutos después, sus versiones fueron descartadas por las autoridades, quienes confirmaron que no se tuvo registro de ninguna víctima mortal.

La Policía detuvo a 11 personas por vándalos

El despliegue de los agentes culminó con la detención de 11 personas que fueron sorprendidas usando la violencia para impedir su desalojo. Ellos fueron enviados a la comisaría del distrito para ser investigados exhaustivamente por su mal accionar contra los oficiales.

“Podemos señalar al 100% que la zona está controlada… El trabajo demuestra un alto grado de profesionalización… Reitero también a las personas que ya no intenten invadir esta zona intangible y ningún otro lugar”, finalizó César Cervantes, Comandante General de la Policía.