Muerte de George Floyd desata protestas infernales  en EE.UU

0
52
Muerte de George Floyd desata protestas infernales en EE.UU
Muerte de George Floyd desata protestas infernales en EE.UU

En el sexto día consecutivo de protestas, toques de queda y saqueos por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía en Mineápolis (EE. UU.), el portal internacional BBC Mundo consideró ayer que los disturbios son los más graves que se reportan en el país desde 1968, año en que fue asesinado el activista Martin Luther King.

SEGÚN LA BBC MUNDO ES EL PEOR CAOS DESDE MUERTE DE MARTIN LUTHER KING

Los disturbios se vienen desarrollando de un extremo a otro en Estados Unidos: de Nueva York a Los Ángeles, de Florida a Seattle e, incluso, las cercanías de la Casa Blanca en Washington“, inició el medio de comunicación británico.

Recordó que las manifestaciones comenzaron en Mineápolis luego de que George Floyd, un afroestadounidense de 46 años, muriera después de que un policía le presionara el cuello con la rodilla durante más de 8 minutos. Indicó que como consecuencia, las autoridades locales han decretado toques de queda en más de 40 ciudades y han desplegado la Guardia Nacional (la fuerza militar de reserva que EE. UU. usa para situaciones de emergencia) en unos 15 estados.

Le puede interesar

El dolor y la ira sacuden unas 50 ciudades de EE.UU por muerte de George Floyd

Martin Luther King

Los disturbios de esta semana en Estados Unidos son los más graves que se reportan en el país desde 1968, cuando Martin Luther King fue asesinado“, aseguró a la BBC, Darnell Hunt, decano de ciencias sociales en la Universidad de California en Los Ángeles.

Calificó que la forma en que la policía ha respondido con un “aumento en su agresividad” puede llevar a empeorar la situación. “Desplegar la Guardia Nacional, usar balas de goma, gases lacrimógenos y gas pimienta, estas son una variedad de tácticas policiales que pueden exacerbar una situación ya tensa”, afirmó.

Las manifestaciones de miles de personas tienen lugar a pocas semanas de que EE. UU. comenzara a reabrir tras ser azotado por la pandemia de coronavirus, que ha dejado allí más de 100,000 muertos y mientras siguen vigentes normas de distanciamiento social.