Ricardo Gareca, la Selección Peruana y un final inesperado

0
85

El entrenador argentino se despidió de la Selección luego de 7 años de proceso, tiempo en el que regaló muchas alegrías y el regreso al Mundial.

Y un día se fue, dejando en la retina de todos los peruanos la gloriosa clasificación a la Copa del Mundo, que se había convertido en una odisea para los aficionados de la ‘Blanquirroja’ durante largos 36 años.

Los nacidos en los ochenta, noventa, y ni qué decir del nuevo milenio, no tuvieron la posibilidad de disfrutar de una Selección competitiva, valiente y con identidad, valores que Ricardo Gareca inculcó durante su etapa como director técnico del equipo de todos.

La algarabía total, la fiesta en los restaurantes y plazas de la capital, las innumerables apuestas en los online casino a favor de la bicolor, y un país vestido de rojo y blanco fueron algunas situaciones originadas por el comando técnico del entrenador argentino en nuestra nación, que volvió a creer en el fútbol peruano.

Sin embargo, en el cuento de hadas lleno de momentos históricos y situaciones inolvidables en el hincha que acompañó desde todo lugar, el ‘Tigre’ puso punto final y no llegó a un acuerdo con la Federación Peruana de Fútbol (FPF) para continuar en el banquillo bicolor, dejando un legado que quedará escrito en las páginas más gloriosas del fútbol nacional.

Realidad gris

Ricardo Gareca llegó en marzo del 2015 a nuestro país y tomó las riendas de una Selección que no pasó del séptimo lugar en las Eliminatorias rumbo a Brasil 2014, y quedó última en el mismo proceso para Sudáfrica 2010.

Con una estructura precaria, los recursos mal invertidos y una deficiente liga local, el ‘Tigre’ debía revertir lo que Sergio Markarián, José del Solar, y algunos otros en su paso por el cuadro nacional no pudieron conseguir: la clasificación a un Mundial.

“Creo en el jugador peruano”, fueron las palabras al inicio de su historia. El tiempo y su arduo trabajo, se encargaron de darle la razón…

Copas América 2015 y 2016

El primer reto en la carrera profesional del ‘profe’ Gareca como entrenador de una Selección Nacional se dio en la Copa América 2015 disputada en Chile. En aquella ocasión, Perú subió al podio alcanzando el tercer lugar, luego de vencer 2-0 a Paraguay.

Al año siguiente y en el centenario de la competición, la bicolor quedó eliminada en los Cuartos de Final al caer por penales ante Colombia, pero logró eliminar a Brasil en la fase de grupos. No obstante, el recambio de nombres por jugadores fue lo más trascendental de esta competición para respaldar lo que siguió en su proceso.

Recambio de nombres por jugadores

Tras obtener el tercer puesto en la Copa América 2015 jugada en Chile y realizar un recambio de nombres en la edición siguiente del certamen, el entrenador argentino había dejado claro que la competencia, el compromiso y el buen presente futbolístico eran fundamentales para ser convocado en el equipo de todos.

Así, nombres como Claudio Pizarro, Juan Manuel Vargas, Carlos Zambrano, entre otros; fueron borrados de la lista del argentino, abriendo paso a Edison Flores, Christian Cueva, Miguel Trauco, Renato Tapia y otros futbolistas que conformaron el once dorado de la era Gareca.

Victorias claves en el proceso a Rusia 2018

Un inicio irregular para la Selección Peruana en las Clasificatorias Sudamericanas para Rusia 2018 parecía más de lo mismo. Apenas 4 puntos en las primeras seis fechas disputadas hacían presagiar que la era Gareca sería olvidada rápidamente. Sin embargo, la realidad cambió gracias a la toma de decisiones importantes de un ‘Tigre’ hambriento de gloria.

Primera victoria clave: “Perú goleó 4-1 a Paraguay en Asunción”, se leía en las portadas de los diarios nacionales. Segundo triunfo crucial: “Gloria a Perú en las alturas”, la Selección ganó 2-1 a Ecuador en Quito y sirvió para creer en lo que parecía imposible. Y es que si hubo una situación esquiva en los anteriores procesos fue la nula capacidad de la ‘Blanquirroja’ para sumar de visita. Con el ‘Flaco’, la ‘Blanquirroja’ obtuvo 11 unidades fuera de Lima (incluyendo la victoria en mesa ante Bolivia), y logró la clasificación al repechaje mundialista, donde debía enfrentarse a Nueva Zelanda. El sueño estaba cada vez más cerca de cumplirse.

Un sueño hecho realidad

Perú venció 2-0 a Nueva Zelanda un 15 de noviembre del 2017 con goles de Jeffersson Farfán y Cristian Ramos, en un Estadio Nacional colmado de hinchas. Con dicho resultado, Ricardo Gareca rompió la mala racha de 36 años e inscribió el nombre de nuestro país en una Copa del Mundo, luego de una de las noches más mágicas que ha logrado acompañar a todo amante del balompié nacional.

Ya en el Mundial, el grupo fue compartido con Dinamarca, Australia y Francia, tres rivales que argumentaron lo duro que es participar de la máxima competición del fútbol internacional. No obstante, el equipo del ‘Tigre’ sumó tres unidades y demostró un alto nivel de competitividad ante los daneses y los ‘Gallos’, actuales campeones del mundo.

Subcampeonato de la Copa América 2019

Ricardo Gareca demostró que llevar al equipo a un Mundial no fue casualidad y continuó regalando alegrías en el deporte nacional. En ese sentido, la Copa América 2019 fue la evidencia de que el fútbol peruano había cambiado desde la llegada del estratega, ya que la Selección volvió a la final del torneo sudamericano luego de 44 años.

Tras golear 3-0 a Chile en las semifinales, Perú debía medirse en el partido definitorio ante Brasil, el dueño de casa. El resultado fue un 3-1 a favor del ‘Scratch’, que vio en frente a uno de los combinados más competitivos del certamen, dirigido por el ex jugador de Boca Juniors.

Repechaje a Qatar 2022

Perú sumó 24 puntos durante la segunda etapa de Ricardo Gareca como entrenador en unas Eliminatorias. Con ello, logró acceder al partido único de repechaje, donde debía chocar ante Australia en Qatar.

No obstante, luego de un partido altamente complejo, la bicolor no pudo conseguir el boleto a la Copa del Mundo del país asiático, cayendo por penales ante la selección oceánica.

La despedida del ‘Tigre’

Luego del frustrado intento de clasificación por segunda vez consecutiva al Mundial, Ricardo Gareca vio finalizar su contrato como entrenador de la Selección Peruana. A pesar de esta situación, el deseo del estratega era continuar con el buzo bicolor en una tercera etapa, tal como pudo mencionarlo en sus declaraciones del martes 19 de julio.

En ese sentido, el cambio contractual desde la Federación Peruana de Fútbol, presidida por Agustín Lozano, no dejaron conforme al ‘Tigre’ y su comando técnico conformado por Néstor Bonillo y Sergio Santín, quienes decidieron agradecer el gran cariño del país durante una rueda de prensa.

Ante ello, cientos de ciudadanos e hinchas de la bicolor no aprobaron la salida del técnico que logró crear un cuento de hadas en la Selección, dejando un legado difícil de superar en lo futbolístico, pero mayor aún, en lo sentimental.