Ricky Martín desmiente denuncia de violencia doméstica

0
105
Ricky Martin
Ricky Martin

El equipo legal de Ricky Martin se ha movido rápidamente frente a la grave denuncia que recibió el cantante. La defensa aseguró que las alegaciones de violencia doméstica contra el artista son “completamente falsas”, después de que se emitiera una orden de protección en su contra.

EL CANTANTE BORICUA  ASEGURA QUE ES “COMPLETAMENTE FALSA”

Las alegaciones contra Ricky Martin, que conducen a una orden de protección, son completamente falsas”, según el comunicado de su equipo legal difundido por Perfect Partners, la firma de relaciones públicas del cantante en Puerto Rico. “Estamos seguros de que cuando los verdaderos hechos salgan a la luz en este asunto, nuestro cliente Ricky Martin será plenamente reivindicado”, agregó.

La respuesta llega después de que la Policía de Puerto Rico confirmara que está en proceso una orden de protección emitida contra el cantante por una denuncia bajo la Ley 54, que protege a las víctimas de violencia doméstica.

La orden fue expedida por la jueza Raiza Cajigas Campbell, del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, tras una solicitud ex parte, informó en un comunicado la Policía.

Al tratarse de un caso bajo la Ley para la Prevención e Intervención con la Violencia Doméstica, la Policía de Puerto Rico no revela el nombre de la parte supuestamente afectada. Según el periódico puertorriqueño “El Vocero”, la orden indica que las partes se relacionaron por siete meses y se separaron hace dos, pero Ricky Martin no ha aceptado esta separación.

El documento alega que el artista llama con frecuencia al demandante y ha merodeado incluso alrededor de su residencia en al menos tres ocasiones, por lo que “el peticionario teme por su seguridad”.

Pero recordemos que Enrique Martín Morales, más conocido como Ricky Martin, está casado desde 2017 con el artista de origen sirio Jwan Yosef y tiene cuatro hijos. El cantante, de 50 años, es autor de grandes éxitos musicales como “La copa de la vida”, “La mordidita”, “Livin’ la Vida Loca” y “María”.

En los últimos días también se conoció que el artista se enfrenta a una demanda millonaria  de su exmanager, Rebecca Drucker, que le reclama unos tres millones de dólares en comisiones impagadas. La representante trabajó en dos períodos con el boricua -entre 2014 y 2018 y de mayo de 2020 hasta abril de 2022-, y presentó la denuncia el pasado miércoles en un juzgado de Los Ángeles.

Leer también [Shakira inicia batalla legal para no ir a la cárcel]

La mujer alega en su denuncia que protegió al cantante de “María” de las consecuencias de sus “imprudentes indiscreciones”. “Lo hizo no solo porque era su mánager, sino también porque pensó que Martin era su querido amigo”, dice el escrito presentado en sede judicial.

Además alega que protegió al cantante de las consecuencias de sus “imprudentes indiscreciones”. “Lo hizo no solo porque era su mánager, sino también porque pensó que Martin era su querido amigo”, según se lee en el escrito presentado por sus abogados

Por otro lado, la demanda describe que la relación laboral terminó de una forma “forzada” y Drucker acusó a Ricky Martin de haberla manipulado y mentido regularmente, lo que desencadenó en su renuncia el pasado abril.

“Aunque la carrera de Martin floreció desde que volvió a contratar a Rebecca como su mánager en mayo de 2020, ella se vio obligada a lidiar con una letanía de problemas personales de Martin, como problemas con la niñera que contrató para cuidar a sus hijos, el impago de impuestos de Martin y su abuso de sustancias, entre otros asuntos”, señalan sus abogados en la demanda.

Asimismo aseguran que en julio de 2021 intentó renunciar de nuevo al trabajo, pero cambió de opinión a cambio de un aumento de sueldo. Ella alega que se le prometió una comisión del diez por ciento sobre los ingresos brutos bajo el acuerdo de representación, en lugar del cinco por ciento que habían pactado en mayo de 2020.

En julio de 2021 intentó renunciar de nuevo al trabajo, pero cambió de opinión a cambio de un aumento de sueldo. Ella alega que se le prometió una comisión del diez por ciento sobre los ingresos brutos bajo el acuerdo de representación, en lugar del cinco por ciento que habían pactado en mayo de 2020

Tras su dimisión, la exmánager señaló que está siendo “amenazada” por un acuerdo de confidencialidad para que ella permanezca en silencio, a lo que ella se negó.