Texas es el nuevo campo de batalla por las libertades personales

0
93
Texas es el nuevo campo de batalla por las libertades personales
Texas es el nuevo campo de batalla por las libertades personales

A raíz de la histórica revocación del fallo que protegía el derecho al aborto por parte de la Corte Suprema la semana pasada, Texas parece estar listo para consolidar su lugar en el centro de la batalla por las libertades personales garantizadas por ley durante décadas.

ESTO OCURRE TRAS LA REVOCACIÓN DEL DERECHO AL ABORTO

Los líderes del estado dominado por los republicanos ya han promulgado una de las políticas de aborto más restrictivas del país y han estado al frente de las medidas que criminalizarían los esfuerzos de los padres por buscar tratamiento médico para sus hijos transgénero. Ahora, el fiscal general del estado, Ken Paxton, ha señalado que está dispuesto a revisar la ley estatal contra la sodomía, que fue anulada por la Corte Suprema en 2003 para proteger la intimidad entre parejas del mismo sexo.

Leer también [Fiscal de la Nación verá expediente de Castillo]

“La gente todavía se está recuperando de Roe, y estamos en un ambiente político increíblemente tóxico en este momento”, dijo Oni Blair, director ejecutivo de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles de Texas. “Pero debemos reconocer que nada está descartado en este momento. Todos nuestros derechos y libertades, desde la igualdad LGBT+, el voto e incluso la anticoncepción, podrían estar en riesgo”.

El grupo ha capacitado a cientos de defensores del derecho al aborto como parte de su Red de Acceso al Aborto de Texas en los últimos meses y prevaleció, por ahora, en una demanda que resultó en que un juez emitiera una orden de restricción temporal que permitirá a los médicos continuar realizando procedimientos de aborto en algunas clínicas de Texas, hasta la próxima audiencia el 12 de julio.

En una entrevista en el canal de cable NewsNation poco después de la decisión de revocación de Roe la semana pasada, Paxton le dijo al presentador Leland Vittert que estaría “dispuesto y sería capaz” de defender cualquier ley estatal que prohíba la sodomía presentada como caso de prueba ante la Corte Suprema en el meses por venir. La pregunta surgió debido a que, en su opinión concurrente en el caso del aborto, el juez integrante de la Co Clarence Thomas cuestionó los fallos de los tribunales superiores que establecieron el matrimonio entre personas del mismo sexo y el derecho de las parejas casadas a usar métodos anticonceptivos y, en el caso de Texas, prohibió la criminalización de la intimidad gay.

“Sí, mire, mi trabajo es defender la ley estatal y continuaré haciéndolo”, le dijo Paxton a Vittert. “Ese es mi trabajo bajo la Constitución, y ciertamente estoy dispuesto y puedo hacerlo”.

Los comentarios de Paxton provocaron escalofríos en la comunidad LGBT+ y de derechos humanos de Texas, que temen que en las próximas semanas el gobernador republicanos Greg Abbott pueda ir contra otras protecciones de larga data que protegen la autonomía corporal y los derechos de las personas homosexuales, amenazando el progreso logrado en décadas de lucha.

Leer también [Rusia libera la República de Lugansk de control ucraniano]

“Luchamos valientemente aquí, y estamos siendo atacados en todas direcciones”, dijo Ricardo Martínez, director ejecutivo de Equality Texas, un grupo de derechos LGBT´. “No es asunto del gobierno con quién tenemos sexo. Se han entrometido en el consultorio del médico y en el salón de clases; ahora quieren entrometerse en el dormitorio. Esta es una extralimitación del gobierno”.

Martínez dijo que el grupo luchó con éxito contra la mayoría de los 76 proyectos de ley anti-LGBT+ presentados en la legislatura de Texas el año pasado, un aumento significativo con respecto a los menos de 20 presentados en la sesión anterior de 2019.

Brandon Rottinghaus, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Houston, dijo que la anulación de Roe v. Wade es “la primera ficha de dominó de muchas más restricciones de derechos a las que los republicanos en Texas han estado apuntando durante mucho tiempo”.

Dijo que los funcionarios de Texas podrían presionar por sanciones penales por sodomía e intentar hacer cumplir la prohibición estatal de 2005 sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, que fue anulada en 2014. La legislatura estatal también podría codificar como ley la nueva directiva de Abbott, basada en una opinión no vinculante de Paxton, de que el Departamento de Familia y Servicios de Protección de Texas considere los tratamientos de afirmación de género para niños transgénero como abuso infantil. Tres familias de niños transgénero, uno de los cuales supuestamente intentó suicidarse, ahora están demandando al estado.

Rottinghaus señaló que Paxton siempre ha utilizado su cargo para impulsar una agenda social conservadora y, en ese sentido, no sorprende que esté a la vanguardia de los movimientos para dar forma al mundo legal posterior a Roe en Texas. Después de que se anunció el fallo de la Corte Suprema, Paxton cerró su oficina por el día y creó un feriado estatal para celebrar la decisión, mientras que Abbott dijo que la corte había “revocado correctamente” a Roe y que continuaría trabajando con la legislatura estatal para “salvar todos los niños de los estragos del aborto”.

La ley de aborto de Texas, que entró en vigor el 1 de septiembre, prohibió el procedimiento después de las seis semanas de embarazo -antes de que muchas se den cuenta de que están embarazadas- y no permitió excepciones para las víctimas de violación, abuso sexual o incesto.

El Partido Republicano de Texas se ha ido desplazando hacia la derecha durante las últimas dos décadas, acelerando ese movimiento desde el ascenso de Donald Trump en 2016. Los republicanos ahora ocupan todos los cargos electivos en todo el estado y tienen supermayorías en ambas cámaras legislativas, en parte debido a los límites distritales manipulados, una triqiuñuela conocida como gerrymandering. El Departamento de Justicia demandó a Texas en diciembre pasado, alegando que el estado violó la Ley de Derechos Electorales al disminuir la representación electoral de los latinos y otras minorías, que históricamente han votado mayoritariamente por los demócratas.

Dondequiera que mires, hay un republicano dispuesto a seguir un rumbo político de derecha”, dijo Rottinghaus. “Se sienten muy libres políticamente para hacer del estado un emblema del conservadurismo”.