Tus deudas pueden prescribir incluso en apenas dos años

0
633
deudas
Asian women are stressed out of going into credit card debt.

DE ACUERDO A LA ENTIDAD A QUIEN ADEUDES, SE PUEDE EXTENDER HASTA LOS 10 AÑOS

La prescripción de deudas en el sistema financiero es un tema que genera tanto interés como interrogantes. Contrario a lo que se piensa, las deudas no perduran indefinidamente; existe un marco legal que establece límites temporales, tras los cuales éstas no pueden ser exigidas por la vía judicial.

Según la normativa vigente, el periodo de prescripción varía dependiendo del tipo de deuda y la entidad acreedora. Mientras que las deudas con entidades privadas suelen tener un periodo de prescripción de entre 2 a 5 años, las regidas por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) se extienden hasta los 10 años.

La prescripción no implica el borrado automático de la deuda del historial crediticio del deudor. Aunque legalmente la obligación de pago desaparezca, el registro de la deuda puede permanecer visible en las centrales de riesgo. Este aspecto subraya la importancia de una gestión proactiva de las finanzas personales, especialmente para aquellos interesados en mantener o recuperar su salud financiera.

Abordar el tema de las deudas prescritas requiere una comprensión detallada de los derechos y obligaciones tanto de deudores como de acreedores. Es aconsejable buscar asesoría legal para explorar las opciones disponibles, incluyendo la posibilidad de negociar la eliminación del registro de deudas prescritas, en aras de limpiar el historial crediticio y facilitar el acceso a futuros financiamientos.

Leer también [Haz esto antes de comprar una vivienda]

Finalmente, es vital reconocer que la prescripción de deudas no debe verse como una estrategia para evadir responsabilidades financieras, sino como un mecanismo legal que busca equilibrar los derechos entre las partes y ofrecer una segunda oportunidad a quienes han enfrentado dificultades económicas.