Reclusos mataron de brutal golpiza a maldito que violó a 9 niños

0
121
Reclusos mataron de brutal golpiza a maldito que violó a 9 niños
Reclusos mataron de brutal golpiza a maldito que violó a 9 niños

César Pastrana fue condenado a cadena perpetua tras ser sorprendido abusando de niños. El pedófilo convicto fue sorprendido atacando a nueve niños diferentes y fue condenado a pasar el resto de sus días entre rejas en una prisión de Sparta, Georgia, Estados Unidos. El pedófilo, de 33 años, llevaba ocho años de condena a cadena perpetua cuando se trenzó en una pelea con otro recluso y murió en un suceso que algunos califican de justicia carcelaria.

EL REPULSIVO SUJETO HABÍA SIDO CONDENADO A CADENA PERPETUA

La prisión estatal de Hancock no es conocida por ser un lugar seguro para sus reclusos. Y Pastrana era una persona que tenía que tener cuidado con la gente porque era conocido como un pedófilo. Los reclusos que se ganan su tiempo tras las rejas por atacar a mujeres y niños son considerados lo más bajo del tótem en lugares como una prisión, y los demás presos no se toman a bien a estos viles criminales.

Leer también [Quiénes son los principales líderes del Cártel del Golfo, Noreste y los Zetas]

Pastrana murió mientras estaba detenido porque otro recluso lo mató. Ahora, un portavoz del Departamento Correccional de Georgia abordó el asesinato del pedófilo y dejó claro que no debería haber ocurrido. No obstante, la gente no está demasiado decepcionada al saber que el pederasta recibió su parte de justicia mientras cumplía la cadena perpetua entre rejas en Georgia.

El portavoz de Georgia se negó a detallar cómo murió Pastrana en la prisión estatal; sin embargo, la persona confirmó que su muerte estaba siendo investigada como un homicidio. El portavoz tampoco explicó si la muerte del pederasta estaba relacionada con los crímenes que cometió contra los nueve niños o si se trataba de algún incidente no relacionado. Sin embargo, la gente sospecha que el otro recluso, cuyo nombre no se hizo público, atacó al pederasta porque había abusado a niños inocentes.

Un comunicado del Departamento Correccional de Georgia aclaró: “Los agentes tienen razones para creer que el delincuente César Pastrana murió como resultado de las lesiones sufridas durante un altercado con otro recluso el 13 de marzo de 2020. El personal médico acudió y se le aplicaron medidas para salvarle la vida. Fue trasladado a un hospital local donde fue declarado muerto a las 12:15 pm por un médico del hospital.”

Pastrana fue detenido por primera vez en febrero de 2012. La detención se produjo sólo unos días después de un evento de “encierro” de la iglesia en el que fue acusado de herir injustamente a niños inocentes. La iglesia NorthStar patrocinó el evento cristiano, lo que facilitó el acceso del pederasta a niños inocentes y les hizo daño de una forma que les acompañaría el resto de sus vidas y los perseguiría para siempre.

Durante el evento de la iglesia, un adulto se enteró de que Pastrana había abusado de niños en su casa en 2011. Una de las víctimas recibió una lesión física por la forma en que Pastrana los había atacado.

Aunque Pastrana negó ser un pederasta, la iglesia le revocó el acceso como voluntario. Más tarde admitió sus delitos sexuales ante el tribunal. Confesó que había cometido sodomía con un niño menor de edad. Dos de las nueve víctimas que Pastrana había agredido eran sus familiares.

Leer también [FMI advierte posible recesión mundial]

El caso Watson

Jonathan Watson (43 años) fue condenado en 2009 a cadena perpetua por asesinato en Estados Unidos. Con la llegada del año 2020 y gracias a su buena conducta fue trasladado a un centro penitenciario de nivel 2.

Es decir, con más libertades en el cuál se encontraba, que era nivel 3, con gente de máxima peligrosidad. De estar solo en una celda ahora pasaría a compartir una con otros presos.

Arribó a la cárcel estatal de Corcoran, en California, Estados Unidos. Al llegar se enteró que compartiría celdas con dos pedófilos: David Bobb (48 años) y Graham De Luis-Conti (62 años), que cumplían cadena perpetua por agresión sexual agravada a niños de menos de 14 años. Y Watson se enojó.

Fue y mató a palazos a los dos pedófilos. Dos horas antes de cometer los crímenes Watson había realizado una petición “urgente” para ser devuelto al nivel de seguridad tres antes de que “les dé una paliza a uno de estos tipos”. El consejero a quien realizó la petición “se burló y lo hizo marchar”.